Huatulco puede ser para ti todo lo que busques y nunca dejará de sorprenderte. Una muestra de ello la tenemos en su gran potencial para el ecoturismo y la aventura. Quien sea afecto al contacto pleno con ambientes naturales exuberantes y el avistamiento de numerosas especies de animales y plantas, hallará en Huatulco el terreno más propicio para su diversión viajera. En especial, deseamos recomendarte un lugar en este sitio oaxaqueño, en donde se puede experimentar la riqueza ecológica de Huatulco y sus alcances como escenario para la práctica de varios deportes extremos que activarán al máximo tus niveles de adrenalina.

Estamos hablando del Parque Nacional Huatulco, el cual, en las 12 mil hectáreas que comprende, aloja a cinco de las nueve bahías que integran Huatulco. Este sitio maravilloso se distingue por ser la morada de importantes ecosistemas de la región, por ejemplo, extensos manglares y arrecifes, además de una enorme área de selva caducifolia. Para conocer los parajes más sugestivos de esta jungla, una excelente alternativa es recorrerla en cuatrimoto.

Aventurarse en cuatrimoto por el Parque Nacional Huatulco, es una dinámica que implica arrojo, pericia y unas ganas gigantescas de pasarla en grande en este destino turístico oaxaqueño. No existe una manera más emocionante de acercarse a la riqueza natural de estos paisajes tropicales. Quien contrate los excelentes tours que ofrecen este paseo, podrá explorar la jungla de Huatulco en veloces vehículos todo terreno o en seguras cuatrimotos, ya sea para ir solo o en pareja y teniendo la comodidad, en ciertas opciones, de partir a esta excursión desde el hotel en donde uno se aloje y con la orientación de un guía experto.

Una recomendación importante, para los viajeros que se decidan a vivir esta experiencia de aventura a todo terreno en el Parque Nacional Huatulco, es la de llevar traje de baño, puesto que en cierta etapa de la ruta, se transitará por una hermosa playa virgen. En este sitio paradisiaco, los turistas pueden refrescarse, nadando en las cálidas aguas del lugar o bien tomar el sol en un ambiente grato como pocos. Vale la pena conocer Huatulco de esta manera tan fascinante, en un tour que dura aproximadamente tres horas y media y en donde nunca escasea la acción, el esparcimiento y una intensa emoción. Por otra parte, muchas de las playas con las que cuenta Huatulco son propicias para desarrollar diferentes deportes acuáticos de alto riesgo, como el windsurf, kayak y jet-ski, que sin duda solventarán las ansias de los turistas más extremos.

Recuerda que Huatulco tiene, además de las anteriores opciones, muchas otras alternativas turísticas que puedes aprovechar:

• Recorre las 9 bahías de Huatulco en Catamarán, incluyendo sus playas localizadas entre los ríos Copalita y Coyula.

• Prueba tu pericia en moto, en uno de los muchos tours que allí se ofrecen para recorrer los caminos de terracería de Huatulco, inmersos en densa fronda.

• Descubre la belleza de las cascadas de Copalita, por ejemplo, la de “El Chorro” con su caída libre de 25 metros y “La Grande” con 20 metros. Ambas forman pozas en donde practicar la natación y sus inmediaciones resultan ideales para el senderismo, el rappel y la observación de los ecosistemas de la región.

• Practica el rafting en Huatulco, descendiendo ríos a un ritmo vertiginoso, en una experiencia llena de emociones y aventura.

• Recorre a caballo las orillas del río Copalita o bien, en bicicleta el grato pueblo de la Crucecita (no te pierdas el Centro Comercial de este lugar) , así como también los miradores de la Bocana y los Conejos.

• Explora el parque eco-arqueológico Copalita, el cual tiene restos arqueológicos de gran valía, como plataformas, terrazas y rocas grabadas.

• De igual manera, disfruta de las sesiones de temazcal prehispánico, los mejores campos de Golf del Pacífico Mexicano, y una emocionante tirolesa de 300 metros en el Rancho de Tangolunda.