Para muchos el paraíso es accesible por completo, a través de una magnífica zona de playas. Este lugar existe y se encuentra en una de las áreas de mayor belleza en el Pacífico Mexicano. Se trata de Huatulco, importante centro vacacional en el estado de Oaxaca. El hecho de que Huatulco sobresalga tanto en el medio turístico mexicano, no es gratuito. De acuerdo a cifras recientes, México espera la llegada de más de 20 millones de turistas a lo largo de todo el año y más de 10 millones podrían arribar a los destinos más relevantes para pasar la Semana Santa. Precisamente para el caso de pasar las vacaciones de Semana Santa, Huatulco es por demás recomendable.

Es sabido que, para las vacaciones de Semana Santa, los destinos de viaje en México, predilectos de los turistas nacionales y de buena parte de los extranjeros, son las playas. De acuerdo a cifras obtenidas por la Profeco, 55 por ciento de los viajeros nacionales de traslado el año anterior a alguno de estos sitios durante el periodo de asueto de la Semana Mayor. Esta es una constante que suele repetirse año con año.

En Huatulco los turistas hallarán espléndidas atracciones, capaces de satisfacer los gustos más variados de los visitantes. En lo que se refiere al aspecto religioso- tan relevante para las festividades de la Semana Santa-, en Huatulco se llevan a cabo, con gran fervor, distintas actividades conmemorativas, por ejemplo, caravanas, rituales sacros, veneraciones grupales y hasta bailes. Por estos días, las calles de Huatulco, como buena comunidad provincial, se llenan de puestos de antojitos y artesanías.

Los hoteles de este destino oaxaqueño, acostumbran ofrecer a los visitantes magníficas promociones, durante las vacaciones de Semana Santa. Gracias a ello, aprovechar esta temporada de asueto es posible plenamente, en uno de los lugares con mayor hermosura de la república.

Visitar Huatulco en Semana santa se perfila como una oportunidad maravillosa para las personas que gustan del ecoturismo, las manifestaciones más variadas del turismo cultural y una vida nocturna por demás dinámica. Huatulco va más allá de sol, arena y mar, pero todo ello, en conjunto, se combinan de manera armoniosa, para ofrecer a los visitantes unas vacaciones de Semana Santa verdaderamente únicas.

Ya sea para el descanso o para fines de turismo religioso, Huatulco, sus comunidades y hermosas bahías, integran una alternativa excelente para las vacaciones de Semana Santa.