De entre los posibles placeres para disfrutar en Huatulco, hay que mencionar el de las compras. Por el dinamismo comercial que tiene este bello rincón de la República Mexicana, hay muchos lugares para adquirir productos variados, algunos de ellos tradicionales de la costa oaxaqueña y otros más, de las mejores marcas a nivel internacional. En el caso de los primeros, para adquirirlos, lo indicado es acudir a alguno de los mercados y bazares populares que se encuentran en las comunidades de esta zona del estado de Oaxaca. Para las mercancías importadas, los turistas podrán hallarlas en las grandes plazas comerciales de la zona turística.

De manera general, las compras se llevan a cabo en Huatulco, en establecimientos pequeños y puestos ambulantes. Pero tal y como sucede con otros lugares de gran proyección turística, la dinámica comercial de Huatulco va modificándose con el paso del tiempo. Algunas de las creaciones artesanales más compradas por los turistas, son los vestidos y las blusas oaxaqueñas, con preciosos bordados como adornos. También son valiosas las artesanías de barro negro, cierta clase de arcilla que solo puede hallarse en esta región del estado de Oaxaca.

Tangolunda, una de las bahías imperdibles de Huatulco, tiene varias tiendas muy bien surtidas en la Plaza de Las Conchas. Allí se pueden conseguir desde productos sencillos para el uso turístico, como rollos fotográficos, bronceadores o repelentes para insectos; o bien, joyas, ropa de las mejores marcas y variados souvenires. Varios de los hoteles de mayor prestigio que hay en Huatulco, cuentan con su propia tienda de regalos, sin embargo, los precios en tales sitios son, por lo general, muy elevados.

En cambio, cuando se tomen unas vacaciones en Huatulco, es provechoso visitar la comunidad de La Crucecita. Allí se ubica un mercado donde se comercializan artículos de plata, recuerdos, alfarería, artesanías y ropa de la mejor calidad.

También en la población de La Crucecita, aparece el Mercado de las Artesanías, uno de los mejores lugares para comprar artesanías oaxaqueñas. Los visitantes además, tendrán la oportunidad de conocer detalles de cómo han sido elaboradas las piezas puestas a la venta, de acuerdo a técnicas artesanales heredadas de generación en generación.

Igual de atractivo es el Mercado de Santa Cruz, localizado justo enfrente del Mercado de las Artesanías. Destaca por sus establecimientos dedicados a la venta de objetos de plata, recuerdos variados, productos de alfarería, ropa y muchas cosas más.