Las tradiciones culinarias de Huatulco, se caracterizan por ofrecernos aspectos esenciales de la cocina oaxaqueña. Pero además, varias creaciones elaboradas con pescados y mariscos, recién extraídos de las costas del lugar. Para los visitantes, sorprende saber que la gastronomía de Huatulco no se circunscribe a platillos con elementos del mar, sino que, más allá de sus aguas color esmeralda-turquesa y su tersa arena blanca, en las comunidades típicas, se elaboran varias clases de mole: el “mancha manteles”, amarillo, verde, chichilo, rojo, negro, etc. Son creaciones culinarias muy celebradas, no solo a nivel nacional, sino también a nivel internacional.

Oaxaca, estado al que pertenece la población de Huatulco, también es célebre por sus postres y antojitos tradicionales, los cuales pueden ser comprados en los pintorescos mercados de la región. Así también, destaca por sus ricas bebidas, de entre las cuales destacan el mezcal, el chocolate o el atole. Se trata de elementos culinarios en donde se hace patente una fuerte influencia prehispánica, fusionada con recetas e ingredientes provenientes del continente europeo.

Los guisos preparados en Huatulco y en general en todo el territorio oaxaqueño, se definen por su colorido y riqueza de sabores y aromas. Son frecuentes en estas creaciones, el chile, el chocolate y exóticos añadidos, como la carne de iguana y los chapulines. Imposible no recomendar el pan de nata, suave y dulce, o bien, los sabrosos tragos de mezcal, tan reconfortantes para el cuerpo y el alma. Y en la zona costera, suculentos preparados con mariscos y pescado, capaces de fascinar a los visitantes nacionales y extranjeros.

El disfrute con la cocina tradicional oaxaqueña, da inicio con los vivos colores de los frutos, con la diversidad de chiles que se utilizan para darle sabor a los platillos y para elaborar condimentos típicos, como los moles mencionados. Luego, hay que ponderar los aromas asociados a estos ricos guisos: una mezcla de olores irresistibles, que incluyen a la carne de res, el maíz y frutos como el chicozapote y el mamey.

En los mercados populares de Huatulco y todo el estado de Oaxaca, los visitantes hallarán antojitos tan ricos como las tlayudas, las cuales son grandes tortillas con frijoles, tasajo, jitomate, col y queso. En las áreas costeras son habituales las creaciones culinarias preparadas con langosta y camarón, y pescados como el barrilete, y el atún. Toda una experiencia de disfrute y descubrimiento es la que nos ofrece la oaxaqueña gastronomía de Huatulco.