Bahías de Huatulco es uno de los destinos turísticos de más reciente fomento en la República Mexicana. Hace algunas décadas, fue cuando comenzó el impulso de este bello rincón oaxaqueño, de cara al turismo masivo. Hoy en día, la oferta en experiencias, atracciones y servicios que se le ofrece a quienes viajan a Huatulco, es vasta y muy variada. Como ejemplo, conviene comentar acerca de una de las posibilidades más frescas y encantadoras de este paradisiaco lugar para el público: Huatulco como sede de bodas. Contraer nupcias es algo maravilloso, un evento de gran importancia y significación para todos los involucrados en esta ceremonia. Sin embargo, como pronto veremos, casarse en Huatulco dimensiona de una manera más profunda y rica, esta inolvidable experiencia.

Huatulco es un sitio ideal para el romance y para la consolidación de este sentimiento. Disfrutar una boda en una de las siete bahías de este grato lugar, no solo es diferente, sino también algo siempre agradable, divertido y práctico. Huatulco cuenta con 9 preciosas bahías y 36 playas, sitios de ensueño para contraer nupcias con nuestra pareja.

Lo primero es seleccionar el sitio para llevar a cabo la ceremonia. Para quien tenga planeado una boda sofisticada y hermosa junto al mar, Huatulco es, tal vez, lo mejor que exista, por los muchos lugares ideales para llevar a cabo un casamiento civil en la playa. Una buena alternativa es realizar esta ceremonia civil en un catamarán, en medio del océano rumoroso, la brisa del mar y paisajes marinos de sortilegio. Además, este destino turístico también se presta para el romance y la seducción, por ejemplo, con una cena maravillosa a la orilla del mar, iluminada con la sugestiva luz de las velas.

Un aspecto importante para considerar, es que solo se puede desarrollar en la playa un casamiento de tipo civil, puesto que, en el caso del ceremonial religioso, esto no es posible. No se permiten tampoco las bendiciones en la playa. Sin embargo, Huatulco cuenta para las ceremonias nupciales religiosas, con dos magníficas iglesias: la Capilla de la Santa Cruz y la Parroquia de la Virgen de Guadalupe. Esta última destaca, además, por contar con la representación de la Virgen guadalupana más grande del planeta. Tal circunstancia le añade un plus especial para quien tenga pensado casarse en el esplendoroso marco de las Bahías de Huatulco.

Otras actividades que se pueden desarrollar en este magnífico lugar, uno de los más populares para el turismo nacional e internacional, son las siguientes: Recorrer en vehículos 4×4 los parajes silvestres de Huatulco, en especial las inmediaciones del río Copalita, en jornadas llenas de vibrante emoción. Conocer los encantos del pueblo de La Crucecita, sus restaurantes, bares y tiendas de artesanías. Transitar por sus plácidas calles llenas de gente linda. Pasear por siete de las nueve bahías de Huatulco en una embarcación privada, para disfrutar del hechizo del lugar en compañía de familiares y amigos cercanos.

Aprender de la vida y situación ecológica de especies tan valiosas como las tortugas y los cocodrilos en Mazunte y otros lugares igual de valiosos para el ecoturismo.

Aventurarse en rafting a través de los desafiantes rápidos del río copalita a bordo del kayak y otras embarcaciones aptas para el deporte extremo. Y disfrutar de sitios de gran interés viajero como el Faro, la dársena de Santa Cruz o el Centro Mexicano de la Tortuga.