Una de las facetas más interesantes de México es que se trata de una nación sumamente plural, tanto en lo que se refiere a su cultura, como a las condiciones naturales de su territorio. De allí el atractivo que ofrece a los turistas procedentes del extranjero, al grado que México recientemente se ha posicionado como el octavo país más visitado en el mundo. Para los propios habitantes de la República Mexicana, siempre es apasionante trasladarse de una entidad a otra del país para conocer más acerca de su naturaleza, historia y tradiciones.
Probablemente Oaxaca sea la entidad donde se sintetice mejor esta fascinante pluralidad, al tener comunidades pintorescas y llenas de colorido, así como también parajes silvestres diversos y siempre interesantes de visitar. Así también, la multifacética riqueza turística de México se puede experimentar en las magníficas playas de Oaxaca.

Las experiencias turísticas que nos garantizan las playas oaxaqueñas van del descanso más pleno, una intensa relajación, hasta variadas actividades recreativas, teniendo como marco sus maravillosos paisajes y un disfrutable clima.

Disfrutando de Mazunte
El nombre que tiene esta playa oaxaqueña significa en lengua náhuatl “te pido que desoves” y para muchos es una de las playas más hermosas del estado. Pero, además, por sus notables cualidades turísticas, Mazunte ha recibido el distintivo de Pueblo Mágico. La playa tiene aguas cristalinas y de temperatura templada, por lo cual es excelente para quienes acuden a ella en busca de la máxima diversión. Pueden hallarse en su entorno bungalows, zonas para acampar y el Centro Mexicano de la Tortuga, en el cual se podrán conocer varias especies de tortugas y aprender acerca de sus particulares habitats.

Explorando los secretos de Zipolite
En seguida tenemos una playa próxima a Mazunte, la cual tuvo una gran popularidad en la década de 1960 entre la juventud hippie. Se trata de Zipolite, una de las principales playas nudistas en el territorio nacional. En sus restaurantes, en los cuales se hace patente un ambiente juvenil y alivianado, se dejan escuchar los éxitos de The Doors, Bob Marley, Led Zeppelin, etc. El nombre que tiene esta playa oaxaqueña quiere decir en lengua indígena “playa de los muertos”. Tiene olas de considerable intensidad, bellos paisajes y un par de antros donde se experimenta una vibrante vida nocturna.

Huatulco y sus muchas maravillas
Hablar de Huatulco es hacerlo acerca de uno de los centros vacacionales de mayor popularidad en México y una de las mejores zonas costeras en el territorio oaxaqueño. Los visitantes, además de tener la posibilidad de recorrer sus nueve hermosas bahías cuentan con variadas actividades recreativas como pesca, buceo, navegación, rafting, avistamiento de aves marinas y cetáceos, etc. La manera más práctica y segura de visitar las playas de Huatulco es utilizando para ello un coche rentado, el cual se puede conseguir en una agencia especializada en el alquiler de vehículos como Budget.