Si bien la oferta de golf en Huatulco no es demasiado vasta, si sobresale en lo que se refiere a su calidad. No existen muchos campos de golf tan hermosos y eficientes como el que se localiza en Tangolunda. Localizado en una de las zonas más atractivas del Pacífico Mexicano, entre montañas frondosas y las tibias aguas del mar, el campo de golf de Tangolunda es perfecto para ser disfrutado en cualquier momento del año. Hasta los jugadores más exigentes hallarán motivo de solaz y bienestar en este espacio magnífico, equipado con todos los servicios para disfrutar los torneos más variados. Quien se encuentre alojado en alguno de los excelentes hoteles de Tangolunda, con solo cruzar una avenida.

Los conocedores del golf comentan que en Huatulco el tiempo varía notablemente de dirección, a lo largo de los 18 hoyos que incluye. Gran trabajo realizaron los arquitectos mexicanos, Pedro Güereca y Mario Schjetnan, al aprovechar las condiciones topográficas de este terreno de 72 hectáreas para convertirlo en un recorrido recreativo y turístico único en la región. Vale la pena viajar a Huatulco, disfrutar de unas vacaciones incomparables y practicar nuestra destreza en este distinguido deporte, en el campo de golf de Tangolunda.

Es de resaltar la manera en la que Schjetnan y Güereca, planearon cuidadosamente la construcción de este campo de golf, para que, quienes lo utilizaran, al mismo tiempo que desarrollaran tan agradable deporte, pudieran contemplar fascinantes paisajes y avistar las exóticas aves de la zona. Esto se hace patente en los hoyos 4, 9, 14, 18 y sobre todo en el 13, en donde los jugadores pueden gozar de una espectacular panorámica de la Bahía de Tangolunda.

Los turistas que gusten del golf, hallarán en este magnífico campo, tres lagos y una vegetación abundante, con numerosos árboles frutales y palmeras, lo cual duplica el goce del juego. El campo de golf de Tangolunda, en Huatulco, cuenta con restaurante bar, varias canchas de tenis, piscina, baños vestidores y carros eléctricos para desplazarse con toda comodidad.

Se puede complementar perfectamente una experiencia de golf en el maravilloso destino turístico de Huatulco, con otras actividades recreativas de primer nivel:

• Recorrer los alrededores selváticos de Huatulco en cuatrimotos seguras y potentes, para así vivir en carne propia el hechizo silvestre de este paraíso oaxaqueño.

• Disfrutar de veladas románticas en alguno de los restaurantes de La Crucecita; o bien pasar una grata francachela, con amigos en los agradables bares que se localizan en este pintoresco pueblo.

• Practicar la natación en alguna de las 36 playas que se encuentran en las bahías de Huatulco. Son sitios limpios, cálidos, de fina arena y plácido ambiente, dotados de todos los servicios turísticos.

• Disfrutar con la familia de una visita al Parque Eco-Arqueológico de Bocana Copalita, en donde, además de aprender acerca de las riquezas arqueológicas y ecológicas de esta zona de Oaxaca, se hallará una diversión sin límites.

• Igual de atractivo es cabalgar a lo largo de las playas de Huatulco, o bien a lo largo del río Copalita. Parea quienes prefieran algo más dinámico, se puede descender en rafting por este hermoso río, superando rápidos trepidantes, de distintos niveles de dificultad y al mismo tiempo contemplar la flora y la fauna de la región.